Cayenne S E-Hybrid

Nuevamente viajamos a miami invitados por Porsche esta vez para probar la nueva versión hibrida de la cayenne que trae muchas mejoras a comparación de la versión anterior , la cual también la habíamos puesto a prueba hace unos años atrás en la misma ciudad. 

Lo primero que notamos viendo el exterior de  esta nueva versión son los emblemas Cayenne S E-Hybrid de color verde como también sus grandes frenos del mismo color pero no son frenos convencionales, Estos  recarga la bateria durante las fases de deceleración y frenada, momento en el que el motor eléctrico invierte su funcionamiento y actúa como generador. Esto es así hasta una determinada presión sobre el pedal del freno (en el cuadro de instrumentos hay un indicador que muestra cuánto se está recargando en función de la fuerza con la que se está pisando). Si se sobrepasa esa presión, el sistema hidráulico convencional es el encargado de la frenada. La primera vez uno siente la diferencia  al presionar el freno pero se acostumbra rápidamente hasta es divertido ver todo el proceso en la pantalla.

Una vez adrentro de la cayenne disfrutamos del mismo lujo de sus versiones hermanas lo desigual la notamos cuando arrancamos con la llave el vehiculo no hay ningún ruido porque lo hace en modo eléctrico  también otra diferencia la observamos en los botones de distintos modo de uso  cerca de la palanca de cambios  uno de ellos es el botón de E-charge  En este modo se hace funcionar, de nuevo, al motor eléctrico como generador, pero utilizando la energía del motor de combustión. Talvez no suena como la forma más eficiente de cargar la batería porque consume gasolina, pero permite aumentar la autonomía eléctrica en previsión de una posterior circulación en modo eléctrico. Tambien tenemos el modo  E-power  el cual es que mas se disfruta a mi gusto,  en este modo se puede alcanzar una velocidad máxima de 125 km/h y circular al mismo ritmo que el resto del tráfico. Más o menos a la mitad del recorrido del pedal del acelerador hay una resistencia, que no existe en los demás modos de conducción, que hay que vencer para que el motor de combustión se encienda y contribuya con su fuerza a acelerar. En el cuadro de instrumentos hay un gráfico que muestra la demanda de potencia que se solicita en cada momento al motor eléctrico y el punto de encendido del motor de gasolina.

Bajo el capot encontramos al mismo motor de gasolina  V6 de 3,0 litros y 333 CV de la versión anterior, pero las mejoras están en los componentes del sistema eléctrico para dar más potencia y autonomía  especialmente en la bateria que está colocada en el maletero, ocupando el espacio que hay debajo del piso (el que está destinado a la rueda de repuesto). Es de iones de litio de mejor carga y menor peso. Estos cambios han hecho que la potencia máxima del conjunto suba de 379 a 416 CV y que el consumo medio homologado descienda de 8,2 a 3,4 l/100 km.

Porsche ha incorporado una toma de corriente para recargar la batería mediante un enchufe y  es el principal modo de recarga de la batería mediante su conexión a la red eléctrica. Dentro del equipamiento de serie se incluye un cargador de 3,6 kW de potencia. Con él, la recarga completa de la batería toma, aproximadamente según Porsche, tres horas y media. Con el cargador opcional de 7,2 kW, el tiempo se reduce a menos de una hora y media.

En Guatemala ya está disponible y han tenido buena aceptación no solo por todas las características de esta nota sino también porque por ser un vehículo eléctrico y ecológico tiene beneficios  fiscales a la hora de hacer la compra. Por otro tiene todo el respaldo y garantía de grupo los tres donde sobresale el valor post venta de esta marca.

Comments

comments

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *