Honda

Honda crea un mini auto eléctrico, imprimible en 3D

En un futuro no lejano, construir por sí mismo un vehículo en casa será posible.  Así lo han demostrado  los ingenieros de Honda quienes experimentaron para presentar en el Salón CEATEC 2016 de Japón el prototipo Honda Micro EV, el primer auto de la marca que se puede fabricar con una impresora 3D. Por medio de su división Honda Access, Honda investiga desde 2006 las aplicaciones que las impresoras 3D pueden tener en la industria de la automoción.

El Honda Micro EV, desarrollado en colaboración con la empresa de fabricación digital Kabuku Inc., está pensado para ser un vehículo de reparto urbano: pequeño, con costo de fabricación muy bajo, preparado para moverse con comodidad por callejones y estacionar en cualquier rincón. De hecho, el proyecto de colaboración se realizó para el reparto urbano de corta distancia de Toshiyama, la empresa que produce las populares galletas japonesas Hato Sabure con forma de paloma.

Sin embargo, el concepto es fácilmente extrapolable a cualquier servicio similar de reparto, como la mensajería o la entrega de paquetes pequeños. Justamente, una de las ideas clave del proyecto es que los fabricantes pueden personalizar el modelo y adaptarlo a sus necesidades.

null

Módulo a módulo

En principio, el Honda Micro EV es un monoplaza en el cual el espacio para pasajeros se usa para la mercancía para reparto. Sin embargo, la plataforma de diseño modular permitiría todo tipo de variaciones gracias a la impresión 3D.  Incluso la capacidad del pequeño motor eléctrico sería personalizable.

En la configuración estándar, el motor produce sólo 15 CV y tiene una autonomía de 80 km a un máximo de velocidad de 70 km/h, un esquema que permite obtener un chasis de menos de 2,5 metros de largo, 1,3 metros de ancho y un peso total de 600 kg.  Para lograr integrar esta estructura, Honda ha puesto en práctica la experiencia de su división de motocicletas, lo cual ha dado como resultado un esqueleto estrecho sobre el que se montan los módulos.

Versatilidad: el camino al futuro

Tanto Honda como Kabuku aseguran que este prototipo ha sido creado para la fabricación en masa.  Con la mayoría de las piezas imprimibles en 3D, los costes de fabricación y producción del Honda Micro EV resultarían extraordinariamente bajos. A esto hay que añadir la gran versatilidad que ofrece la impresión 3D, que permitiría adaptar la plataforma base a una gran cantidad de requisitos personalizados.

El desarrollo del Honda Micro EV sólo duró dos meses, y permitió a Toshiyama crear un vehículo de reparto ajustado a las necesidades de distribución de sus galletas-paloma sin tener que recurrir a un alto presupuesto.

Versatilidad, de hecho, es la idea que destaca de este experimento. En definitiva, el mensaje que Honda quiere enviar con el Honda Micro EV es la visión de un futuro en el que, gracias a procesos de fabricación y montaje rápidos y eficaces, el cliente tendrá una libertad hoy impensable para adaptar los modelos a sus necesidades y gustos.

null

Honda logra tener el vehículo de cero emisiones con mayor alcance

El Honda Clarity 2017 tiene la mejor calificación en autonomía que cualquier vehículo eléctrico que carece de un motor de combustión interna, en los Estados Unidos.

De acuerdo con el fabricante de automóviles con base en Japón, el vehículo de pila de combustible de hidrogeno devuelve el equivalente de 100 km millas por 3,46 litros de gasolina, que se traduce a una distancia de 589 km según EPA con un tanque lleno de hidrógeno.

Con una pila de combustible y sistema de propulsión integrado de casi el mismo tamaño con un motor V6, equipado completamente bajo el capó y permitiendo así una cabina más espaciosa, el Honda Clarity llegará a los concesionarios seleccionados de California a finales de este año.

La empresa japonesa aún no ha publicado los detalles oficiales de precios para el sedán con motor de hidrógeno pero se espera que la versión norteamericana a costar alrededor de $ 60.000.